Quiénes somos

El periodismo (el buen periodismo) nunca ha sido libre. Menos ahora: clics, tráfico, monetización, fake news… Poco a poco, todos estos factores lo han acorralado.
Si esto no fuera suficiente, ya no hay tiempo para encontrar las grandes historias de personas comunes que, al final, se convierten en una voz; la inmediatez y el exceso de contenidos las han enterrado. Estamos, entonces, en presencia de un enorme hueco que traiciona una máxima elemental del periodismo: darle voz a quien no la tiene.

Pero precisamente lo que se perdió —supuestamente por el boom de internet— es lo que podría salvar al periodismo en esta era. Como dice Pepe Cerezo, director de Análisis e Investigación de Prisacom, “en un escenario de abundancia informativa, ciertos contenidos que ofrecen un valor añadido al usuario serán susceptibles del pago”. Eso podría salvar a los medios de la caída de ingresos por publicidad digital. En otras palabras, sobrevivirán gracias a sus lectores y espectadores. Irónicamente, como lo hacía el viejo periodismo.

Pero ese periodismo que tanto presumen los medios consolidados —hoy en crisis por la transformación digital—, exige tiempo y recursos, ingredientes que escasean en tiempos de la dictadura del clic, donde el número de visitas guía la competencia.

Diéresis MX será como ese signo peculiar que nos da nombre: un elemento inesperado, un signo que otorga nuevo significado a lo que pone sobre la página y que sí —seamos honestos— perseguirá el clic, pero el clic consciente, siempre teniendo a los lectores como eje central de sus contenidos.

Diéresis MX es para esas personas cansadas de las notas-no notas que los medios tradicionales ofrecen en la desesperación por posicionarse y llegar antes o más fuerte a temas —los mismos temas— que banalizan con sus contenidos.

Así que, con tantos millones de usuarios de internet, ¿por qué no apostar a las ideas y a los temas que de verdad nos interesan? Bienvenidos, bienvenidas, bienvenides a Diéresis MX. Léanos, mírenos, escúchenos y abramos un nuevo canal de comunicación.

Mariana, Ángel, Ernesto y Ana

Somos Diéresis MX