Principal

Lo mejor de la década: películas, series y videojuegos

Hacer listas ha sido la actividad favorita de muchos a lo largo de los años y aunque en Diéresis sabemos que no puede haber ejercicio más subjetivo y antidemocrático que enlistar las cosas favoritas de uno, decidimos ignorar nuestra propia advertencia e hicimos no uno, sino cinco listados de las que consideramos, son las mejores películas, series, videojuegos, libros y álbums.

Sin más, les dejamos los primeros 30.

Películas

Selección de Ernesto Huerta @ernestoraymun

A Ghost Story (2017)

Difícil elegir una película para encabezar este tipo de listas, siempre subjetivas, pero A Ghost Story, de David Lowery, es sin duda una de mis películas favoritas de la década, no sólo porque parte de una premisa muy simple —el sentimiento de pérdida ante la muerte de un ser amado—, sino porque se construye como una obra que invita al espectador a un ejercicio contemplativo, donde lo cotidiano pierde su carácter de intrascendente para mostrársenos como íntimo. Todo ello, de la mano de las actuaciones de Rooney Mara y Casey Affleck, cuya figura, debo decirlo, me resultó problemática para elegir esta película. 

Tempestad (2016)

Esta lista debía incluir una película mexicana y, afortunadamente, no se trata de una cuota, sino de un sitio bien ganado. Aunque la elegida fue Tempestad, de Tatiana Huezo, vale mencionar que esta década los documentales mexicanos cobraron especial relevancia: La libertad del diablo, Bellas de noche, Plaza de la soledad y Batallas íntimas son otros de los que también recomiendo. Sin embargo, Tempestad se coloca en la cima, pues su directora nos conduce por la historia de dos mujeres que han sido objeto de la más cruda violencia machista que se vive en México; la road movie presenta los casos de ambas mujeres sin caer en la conmiseración ni en sentimentalismos, a la vez que ofrece una fotografía que no hace sino subrayar el abandono y falta de justicia ante los dos casos que se narran. 

Moonlight (2016)

El filme de Barry Jenkins presenta el transcurrir de un cuerpo, una vida, que transita por la llamada Zona del No Ser, de la que habla Frantz Fanon. Contada en tres partes (infancia, juventud y edad madura del personaje principal), el filme cuenta la historia de un afroamericano que vive en un barrio pobre de Florida y que descubre su homosexualidad. Junto a las actuaciones de quienes interpretan al protagonista en las tres etapas de su vida, destaca también el trabajo de Janelle Monáe y Mahershala Ali, quien ganó el Oscar por su papel en esta película. 

Roma (2018)

Aunque algunos se obstinen en reducir el análisis de cine a un estudio de la película en sí misma, sin abordar su contexto, Roma da cuenta de lo imposible que resulta tal ejercicio. El filme de Alfonso Cuarón dio pauta para hablar no sólo de lo que vimos en pantalla, sino también para enriquecer la discusión a partir de elementos que se inscriben en la cinta: clasismo, racismo, la pertinencia de que un hombre blanco reconstruya la historia de una mujer racializada, el ascenso a la fama de una mujer de origen indígena, etcétera. Roma, así como el fenómeno Roma-Yalitza Aparicio, hacen del filme de Cuarón uno de los imprescindibles de la década.  

Juste la fin du monde (2016)

Dirigida por el polémico, joven y talentoso Xavier Dolan, la película aborda el regreso al hogar de un hombre que sólo ha vuelto para comunicar a su familia la noticia de su inminente muerte. Una vuelta al origen en la que los personajes se presentan como agobiados no sólo por el sopor del verano, sino por el recuerdo de un pasado familiar y un trayecto que los ha conducido a un destino que, al parecer, no era lo que esperaban para sus vidas. Las actuaciones de Marion Cotillard, Léa Seydoux y Vincent Cassel son una delicia. 

Nocturnal Animals (2016)

¿Puede alguien explicarme por qué la Academia de Cine de Estados Unidos odia tanto a Amy Adams y Jake Gyllenhaal? Es imposible que no hayan ganado el Oscar por sus actuaciones en esta película de Tom Ford. Sobre todo Amy, que además ese año protagonizó Arrival, otra gran película (que ya no me cabe en esta lista). La historia de horror que encabeza el personaje de Gyllenhaal, quien recién ha perdido a su familia tras un violento incidente de tránsito, es leída por el personaje de Adams, quien queda absorta en el relato, la ópera prima de su ex marido. Aunque el metarrelato (la historia de Gyllenhaal) es mucho más perturbadora que ver a Adams leyendo el texto, lo cierto es que el estado en el que se encuentra el personaje de la actriz contribuye, precisamente, a generar ese ambiente. 

Paterson (2016)

Adam Driver y Jim Jarmusch consiguen convertir la monotonía y cotidianidad en poesía. La vida del personaje al que interpreta Driver podría calificarse como aburrida, mismas actividades día con día, noche con noche; una vida apenas aderezada por los momentos contemplativos del personaje, quien ocupa dicho tiempo para escribir, precisamente, una poesía que él considera intrascendente. Sin embargo, tan sus poemas son cautivadores, como el filme de Jarmusch, que no hace otra cosa sino mostrarnos con destreza la vida de un hombre que bien podríamos llamar común y corriente. 

Anomalisa (2015)

Cada vez que pienso en Anomalisa no puedo reprimir mis ganas de ver la escena en la que Lisa canta “Girls Just Wanna Have Fun”, que lejos de ser una canción festiva en la película adquiere un sentido de intimidad y desnudez. La fragilidad de los personajes, que en la cotidianidad se ven forzados a parecer normales ante el resto de la gente, es algo latente a lo largo de la película. 

Amour (2012)

No me cabe en la cabeza que Emmanuelle Riva no haya ganado el Oscar, menos aún luego de esta película en la que compartió créditos con Isabelle Huppert y Jean-Louis Trintignant, bajo la dirección de Michael Haneke. Ya de por sí esos nombres reunidos son para mí garantía de una gran película, pero la forma en la que el filme confronta al espectador con temas como el amor, la muerte y el paso del tiempo es simplemente sublime. 

Boyhood (2014)

El ejercicio del director Richard Linklater de filmar Boyhood a lo largo de poco más de 10 años (de 2002 a 2013) resulta ya en sí mismo toda una proeza y el resultado final da cuenta de lo fructífera que fue su apuesta. Lo que vemos en pantalla a cargo de Ellar Coltrane, Patricia Arquette y Ethan Hawke son sí, grandes actuaciones, pero también reflejo de su propia evolución personal y profesional. 

Series

Selección de Ana Estrada @akulkan

House of Cards (2013)

Esta es la serie con la que Netflix anunció, con bombo y platillo, que estaba en el mercado y que lo dominaría. Antes de House of Cards la plataforma era un catálogo de series ya vistas (y gustadas), después se convirtió en un referente y la industria comenzó a levantar la ceja, mientras que el resto del mundo, entre incredulidad y sorpresa, vimos cómo la plataforma apostaba por contenido propio. Y qué contenido.

¿Que su final fue terrible? Sí. ¿Que nos pudimos ahorrar la última temporada? También. ¿Que prefiero la postura de Netflix de sacar a su estrella Kevin Spacey a seguir arropando a un actor señalado de abuso y acoso? Por supuesto.

Game of Thrones (2011)

Confesaré algo: sólo vi las últimas dos temporadas por asuntos laborales. A mí nunca me atrapó, pero ¿y eso qué cuando se convirtió en una de las series más recordadas, pirateadas, esperadas y aclamadas de la década?

George R. R. Martin hizo bien su chamba y logró cautivar a millones alrededor del mundo. Además, su creación devolvió a los seguidores un hábito que creíamos extinto con la llegada del streaming: esperar cada semana un capítulo nuevo.

Por otro lado, también provocó algo nuevo: que las filtraciones se convirtieran en una pesadilla para la productora. Como sea, esta serie puso en el mapa a HBO Go (y su terrible y poco amable interfaz para el usuario).

Fleabag (2016)

Una joya de la comedia: inteligente, irónica, ácida y escrita por Phoebe Waller-Bridge (sí, una mujer).

Se puede ver en Amazon Prime Video y es una de esas joyas que te dejan queriendo más. Fleabag rompe la cuarta pared, habla de salud mental y sexualidad femenina, ¿necesito más razones para quererla? No creo.

Penny Dreadful (2014)

Todo un reto verla si eres tan miedosx como yo. Monstruos fantásticos, vampiros, brujería y una narrativa que te hacen ver a los personajes de cuentos de horror desde otro cristal.

Parte del encanto de esta serie es descubrir que el horror personificado por hombres lobo, hechiceras y el propio demonio se fundamenta y fortalece en los miedos, egoísmos y odios más humanos.

Black Mirror (2011)

¿Cuántas veces al día ves el espejo negro en el que se convierte tu smartphone bloqueado? Seguro, a estas alturas de tu vida, te parece más real una vida donde te califiquen por una app o puedas charlar con Siri o Alexa como si fueran tus amigas, que pasar un semana sin tu celular.

Lo divertido (¿ajá?) de esta serie es que su ficción es cada vez un paso más real y que cada que las noticias anuncian alguna situación similar exclamamos con espanto “¡Black mirror!”.

The Handmaid’s Tale (2017)

Fanatismo religioso, sistema de castas, mujeres esclavas, hombres poderosos y dueños de lo que se les antoje. No es una serie basada en el medievo, es un futuro -medio distópico, he de decir- en el que las mujeres fértiles son esclavas y se dedican a servir y parir a los hijos de los dueños del mundo.

Si en Mad Men ya habíamos visto a Elisabeth Moss como una enorme actriz, en The Handmaid’s Tale se convirtió en una de las mejores intérpretes de nuestra generación.

BoJack Horseman (2014)

Quien siga creyendo que las caricaturas son sólo para niñes, no tiene idea del humor, sátira y acidez que envuelven al egocéntrico, atormentado y resentido BoJack.

El absurdo de la serie y la agudeza de los personajes en un Hollywood hipócrita que empuja a sus habitantes a confinarse en una soledad rodeada de gente (o, en este caso, animales también), para mí, la hacen una de las mejores de la década.

Girls (2012)

Crecer es horrible. Aprender a ser independiente es doloroso. Reírse de una misma es la cura.

Lena Dunham hizo, para mí, una de las mejores series de la década (además de que me presentó a Adam Driver en el papel del complicado e inestable Adam Sackler).

Ver Girls cuando recién llegas a tu primer apartamento, sin papás que te envíen dinero cada semana y sólo con tus amigas cerca es un golpe, pero ante la tragedia, el humor o ¿hay alguna otra asimilar esa transformación de adolescente a (qué escozor la siguiente palabra) “joven adulta”?

Downton Abbey (2010)

Asomarse a la vida de los aristócratas británicos de inicios del siglo pasado es una oportunidad que nadie deja pasar (el chisme ante todo).

La serie habla sobre la vida de la familia del conde de Grantham, su dinámica familiar y el día a día de la servidumbre y, conforme avanza, se replantea más de una vez la utilidad de mantener a una clase noble que es la columna que sostiene al sistema monárquico.

Con una producción impecable, paisajes ingleses increíbles y un reparto que incluye a Maggie Smith, Hugh Boneville y Michelle Dockery, difícilmente se le puede decir que no a una serie de seis temporadas y una película recién estrenada que, por supuesto, cumplió todos los deseos de los fans que fuimos a verla.

Videojuegos

Selección de Rogelio Loredo @rogervk93

The Last of Us (2013)

Narrativa y visualmente, este juego cambió por siempre la industria gracias a su historia visceral que te pone en los zapatos de dos sobrevivientes de un mundo postapocalíptico, donde la humanidad se ha perdido poco a poco.

A pesar de haber sido lanzado al final del ciclo de vida del PS3, The Last of Us fue remasterizado para Ps4, convirtiéndose en uno de los títulos más vendidos de la consola de Sony.

Batman: Arkham City (2011)

La segunda parte de la saga Batman Arkham es probablemente la mejor de los tres juegos. Nunca en la historia de los videojuegos habías podido sentir que de verdad eres Batman, como sucede en Arkham City.

Desde un sistema de combate innovador, gráficas realistas, la aparición de los villanos y varios personajes icónicos del cómic, hasta cientos de Easter eggs que sólo los fans del Caballero de la Noche captarían, este juego le da gusto a todos.

Metal Gear Solid V (2015)

Después de varios años de ausencia, Hideo Kojima finalizó la serie de Metal Gear con un juego que aprovechó todo el poder de la nueva generación de consolas, colocando a los jugadores en un mundo abierto como nunca antes visto.

Además de una historia bastante complicada, pero que te atrapa si eres fan de la saga, el sistema de juego es muy divertido y ofrece un reto a cualquiera que decida adentrarse.

Fortnite (2017)

No soy fan de este juego, pero no reconocer todo lo que ha hecho Fortnite para la industria sería un grave error.

Millones de personas en todo el mundo quedaron enganchadas con este Battle Royale que, a pesar de haber salido hace años, sigue actualizándose para ofrecer nuevas experiencias tanto en consolas, celulares y computadoras.

Super Smash Bros. Ultimate (2018)

Nintendo cambió la manera de jugar gracias al Switch, por lo que sólo era justo ofrecer la mejor versión de su juego de peleas que reúne a la élite de los videojuegos.

Con sus más de 70 personajes históricos de Nintendo, Sega, Capcom y otras leyendas del gaming, este juego permanecerá vigente por muchos años, ya que nunca dejará de ser divertido ver a Super Mario pelear contra Pac Man.

Sekiro: Shadows Die Twice (2019)

Este es uno de los juegos más difíciles que he tenido la oportunidad de probar, pero también uno de los más atractivos visualmente y con una historia sumamente interesante que te pone en los zapatos de un Shinobi en el Japón feudal.

Cada enemigo requiere una estrategia diferente y en muchas ocasiones, lo mejor es escabullirse y evitar la pelea. Con práctica y mejorando tus habilidades, será un poco más sencillo progresar por los niveles, pero tardarás muchas horas en completarlo.

Wolfenstein: The New Order (2014)

Siempre ha sido divertido matar nazis en los videojuegos, pero con este remake de Wolfenstein podrás descuartizarlos de formas que jamás imaginaste.

Además de ser extremadamente violento, el juego es muy divertido y tiene una historia que te engancha desde el primer momento, poniéndote en el lugar de un soldado que debe hacer lo posible por salvar al mundo de la tiranía en un futuro que coloca a los nazis como los vencedores de la Segunda Guerra Mundial.

Silent Hill P.T. (2014)

Esta pequeña, pero grandiosa obra maestra de Kojima se suponía que era una probada de un juego de terror que estaba siendo desarrollado por el japonés. Sin embargo, tras tener conflictos con Konami, Hideo nunca pudo completarlo y sólo nos dejó con PT.

En este juego apareces en un departamento embrujado, donde deberás resolver acertijos para salir, pero con cada paso que das encontrarás una nueva y terrorífica pieza del rompecabezas. Sólo estuvo disponible para Ps4 en un período de tiempo muy corto, por lo que si no pudiste descargarlo en ese momento, ya nunca podrás hacerlo.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017)

Cada consola de Nintendo ha tenido por lo menos un juego de Zelda que quedó marcado en el corazón de los gamers y Breath of The Wild no es la excepción.

A pesar de haber salido también para el Wii U, la versión de Switch aprovecha todas las funciones de la consola híbrida y ofrece una experiencia nunca antes vista en la saga, con un increíble mundo por explorar y un estilo de arte que parece sacado de un anime.

Pokémon Go! (2016)

Otro juego del cual no soy fan, pero que colocó a los celulares como una plataforma de videojuegos importante, aprovechando la conectividad a Internet y el uso de realidad aumentada.

A pesar de haber salido hace años, millones de personas continúan explorando el mundo para capturar a todos los Pokémon que se les pongan enfrente y mientras Niantic siga actualizándolo, no veo razón por la que lo dejen de jugar. 

0 comments on “Lo mejor de la década: películas, series y videojuegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: