Artículos Principal

La cerveza mexicana que no es mexicana: el curioso caso del lúpulo de exportación

Hablar de cerveza hace a cualquiera pensar en la gran calidad de las que vienen de Alemania, las belgas y, por supuesto, las inglesas, pero hay un actor dentro de la industria que figura por su maestría en vender y hacer cervezas con ingredientes que no son originarios de sus tierras. Ese país es México. 

Basta con ver el top de países exportadores de cerveza. Adivina cuál está en el número uno… 

Seguro Te interesa: Los mexicanos bebemos cerveza y las cerveceras se beben el agua de México

Entre 2018 y 2019, México superó en exportaciones a países tradicionalmente cerveceros como Bélgica, Alemania y Reino Unido, con un valor total de 4.5 mil millones de dólares, lo equivalente al 28.5 por ciento de todas las exportaciones a nivel mundial. Es decir, más de un cuarto de las cervezas que se exportaron fueron mexicanas y hechas con lúpulo alemán, cebada estadounidense y levadura inglesa, probablemente. 

El lúpulo es uno de los cuatro ingredientes necesarios para hacer cerveza. Los demás son cebada, levadura y agua.

¿Cómo es que México ha logrado convertirse en el mayor exportador de cervezas si no tiene ningún ingrediente que hace posible la cerveza? 

La respuesta está en los conglomerados que respaldan la producción de la cerveza comercial mexicana por parte de las dos cervecerías más grandes de México: Grupo Cuahtémoc-Moctezuma y Grupo Modelo. Ambas son parte de los dos conglomerados más grandes del mundo que producen la bebida: Anheuser-Busch Inbev y Heineken, respectivamente. 

Es decir, sí, la cerveza mexicana puede ser hecha en México, pero es lo más mexicano que tiene. Desde hace años, ambas dejaron de ser empresas mexicanas y mucho menos utilizan ingredientes mexicanos. 

Grupo Modelo es parte del conglomerados cervecero más grande del mundo.

¿Por qué no hay lúpulo mexicano? 

Todo está en la geografía básica. Es como pedirle a los árboles de cerezo que florezcan en las cálidas tierras mexicanas. Empecemos por el lúpulo. 

Esta florecita es la encargada de darle a la cerveza el amargor y las notas cítricas o florales a la cerveza. Es uno de los cuatro ingredientes necesarios para hacer la cerveza, pues además funciona como un conservador natural. 

El lúpulo se podría comparar con las vides en cuanto a proceso de cultivo. Además de crecer verticalmente con la ayuda de rejillas, necesita climas húmedos, pero a la vez con cierta cantidad de luz y, por supuesto, una temperatura templada. 

El lugar ideal para que el lúpulo se dé es entre el paralelo 34 y 54, es decir una franja que cubre países como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Bélgica o China. Más abajo, es difícil que florezcan; más arriba, es difícil que crezca. 

La cerveza que casi no fue…

La falta de esta flor casi ocasiona que la cerveza tampoco floreciera en México durante la Nueva España. Cuando el imperio español autorizó la elaboración de cerveza en México, los colonizadores tuvieron que llamar a maestros cerveceros para realizar la bebida, pero los costos de los ingredientes traídos de países europeos, así como las disputas por el agua necesaria por poco hacen que la cerveza no fuera aceptada entre los habitantes locales en la Colonia. 

Afortunadamente, o no, durante la época revolucionaria la cerveza comenzó a tener un auge a tal grado de desplazar al pulque del gusto de los mexicanos. Fue así como cada vez más cerveceras comenzaron a establecerse, entre ellas Modelo. El resto es historia conocida.

Cultivar lúpulo en México es difícil pero no imposible. El auge de las cervezas artesanales (según Cerveceros de México hay cerca de 400 marcas) ha hecho que los pequeños productores comiencen a probar suerte con esta planta. En Baja California, por ejemplo, ya hay varios intentos por hacer que crezca. También en estados como Chihuahua y Guadalajara. 

Mientras eso sucede, México no parece tener deseos de bajar de su posición como el mayor exportador de cervezas y, claro, los mexicanos no tenemos intensiones de disminuir nuestro consumo de tal bebida. ¡Salud! 

0 comments on “La cerveza mexicana que no es mexicana: el curioso caso del lúpulo de exportación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: