Artículos Principal

Los mexicanos bebemos cerveza y las cerveceras se beben el agua de México

A los mexicanos nos encanta beber cerveza… a las cerveceras les encanta beberse nuestra agua. El ejemplo más claro es Baja California y su lucha incansable contra Constellation Brands.

Esta multinacional es la dueña y distribuidora en Estados Unidos de marcas como Grupo Modelo, que incluye, por supuesto, todas las presentaciones de las cervezas Modelo, Victoria y Pacífico, además de cervezas artesanales como Ballast Point, Funky Buddha y Tocayo.

Seguro te interesa: La cerveza mexicana que no es mexicana: el curioso caso del lúpulo de exportación

En realidad, la batalla comenzó hace 13 años, cuando las autoridades estadounidenses pavimentaron un canal llamado Todo Americano y dejaron sin agua al Valle de Mexicali.

Esto significó que 83.5 millones de litros cúbicos de agua ya no llegaran de forma natural a México. Hoy, unas mil 300 hectáreas de siembra están secas.

La sombra de Constellation Brands sobre Baja California

En 2015, la situación se agravó para los habitantes de Mexicali.

La multinacional firmó un contrato con la Comisión Estatal de Servicios Públicos del municipio, que pertenece al gobierno estatal, para que se proporcionen 20 millones de metros cúbicos de agua anuales a la cervecera.

Foto: Facebook Mexicali Resiste

¿A cambio de qué? Una inversión de mil 400 millones de dólares, los empleos temporales de la construcción que llevaría cinco años (y están a punto de concluir) y 750 empleos directos en la región una vez iniciadas las operaciones.

Exacto, en una de las zonas desérticas de México, una multinacional llegó a pedir millones de metros cúbicos.

En una entrevista a la agencia EFE, un integrante de la organización ciudadana Mexicali Resiste, Javier Guadalupe, denunció que “es una cantidad muy grande (de agua) con los 100 millones anuales que consume toda la ciudad de Méxicali“.

Ese mismo año, las autoridades federales informaron que la región no puede soportar nuevas concesiones de agua porque “no existe el volumen disponible”.

Es decir, Baja California no tiene tal cantidad de agua.

¿Qué dice Constellation Brands?

Para comenzar, la cervecera se abastecerá de agua a través de los pozos de la zona y los títulos de explotación debe comprarlos a los agricultores, una de las trampas está que los contratos con las autoridades locales señala que Constellation Brands puede acceder al sistema público de agua de la ciudad.

Es decir, el agua de consumo público irá a parar a una trasnacional a través de un acueducto que conectaría a la fábrica con el sistema público.

En otra entrevista, también para la agencia española, la portavoz de la empresa aseguró que el acceso a la red hídrica de Mexicali sería como el que tiene cualquier usuario y que el acueducto únicamente sería un soporte para la construcción de la fábrica, pero que no se usará una vez inicie operaciones porque se adquirirán los derechos de los pozos.

(Imagen: Mexicali Resiste)

La pelea por el agua

Las protestas en contra de Constellation Brands y el gobierno estatal encabezado por el panista Francisco Kiko Vega (quien concluirá su mandato en noviembre de este año) no se hicieron esperar.

Un grupo de ciudadanos, entre quienes destaca la organización Mexicali Resiste, aseguran que el gobernador ha tomado decisiones para favorecer a Constellation Brands, aún cuando estas afectan severamente el suministro de agua en la región que, ya de por sí, se enfrenta a una severa sequía.

Además, acusan que el contrato entre autoridades y la compañía se clasificó como “reservado”, incluso cuando sus alcances los resentirán los bajacalifornianos y que la construcción del acueducto para llevar agua a la planta tendría cargo al erario público, según recoge Animal Político.

Ante la presión ciudadana, se echó atrás una ley que permitiría la privatización del agua en el estado y que estaba a punto de ser aprobada por el Congreso local (de mayoría panista), además de que se canceló la construcción del acueducto.

En su momento, Constellation Brands afirmó que utilizarían el agua de dos pozos; sin embargo, la Conagua dijo que no se había tramitado ningún permiso para esto.

Ante esto, los opositores a la instalación de la compañía, en octubre del año pasado solicitaron que el Instituto Electoral del Estado llamara a un plebiscito para que los ciudadanos decidan si quieren o no que la empresa opere en Baja California.

Sin embargo, el 4 de marzo la organización dijo que la solicitud de plebiscito es “intrascendente e improcedente”, pues esos ejercicios no son para cuestionar decisiones de la administración pública.

Por supuesto, el bloque opositor impugnó la decisión y el caso se analiza en el Tribunal Estatal Electoral, mientras buscan conseguir las firmas del 1% de la lista nominal para poder someter a votación ciudadana el caso.

Esta lucha que han emprendido los bajacalifornianos contra una trasnacional -y contra autoridades estadounidenses- es la transformación de esas visiones apocalípticas de las películas.

La pelea por el agua ya comenzó y nuestra bebida preferida es un personaje estelar.

0 comments on “Los mexicanos bebemos cerveza y las cerveceras se beben el agua de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: