Artículos

Sanar la historia familiar para escribir la propia

Conocer a tus antepasados para sanar tu alma y formar tu propia historia. En términos sencillos, esa es la teoría de las Constelaciones Familiares.

Según esta técnica de conocimiento, además de los rasgos físicos, de una generación a otra también pueden heredarse rasgos emocionales e incluso patrones de comportamiento.

Por esto, explica Lucía Constela, es necesario saber sobre la historia familiar y trabajar en reconciliarse en ésta para “desinstalar” la serie de creencias heredadas y poder hacer las cosas diferentes.

“Lo que hace esta generación, la persona que está trabajando, es poder mirar a sus ancestros y decir: sí, vengo de ahí, estoy orgulloso, pero yo ahora lo puedo hacer diferente y al hacerlo diferente puedes tener una historia distinta”, dice a Diéresis MX.

Lucía estudió Mercadotecnia y Psicología, trabajó mucho tiempo en una agencia de marketing y un día, hace casi 12 años, descubrió las técnicas de Constelaciones Familiares y Thetahealing (este último es una técnica de meditación profunda).

Antes de continuar, hagamos una breve pausa

Es importante puntualizar que estas técnicas jamás sustituyen el trabajo que se puede hacer con psicólogos y médicos especializados en salud mental, pues no se han sometido a pruebas clínicas, pero pueden ayudar a conocer mejor tu historia, a comprender ciertos comportamientos y a la meditación profunda.

Ahora sí, continuemos.

Hoy, Lucía se dedica a dar sesiones de Thetahealing que complementa con la técnica de Constelaciones Familiares. Si quieres contactarla, puedes dar clic aquí.

¿De qué se tratan las Constelaciones Familiares y el Thetahealing?

“Las constelaciones familiares son una herramienta sistémica basada en la física cuántica y en la teoría general de sistemas. Fue desarrollada en Alemania hace más de 40 años; la terapia sistémica parte de que nosotros formamos parte de un sistema que tiene sus componentes y cada uno de sus componentes tiene un lugar”, detalla Lucía y explica que “a veces, si tú no estás en el lugar que te corresponde tomas roles o actividades del lugar que estás tomando, y cuando alguien toma ese lugar hay un desequilibrio“.

Ahonda que, con ese desequilibrio, el sistema aprende a vivir, sin embargo no es lo mejor, pues estás dejando un espacio vacío. Lo que se hace en las sesiones que ella imparte, es “colocarte en el lugar que te corresponde y hacer lo que te corresponde desde ahí”.

Lucía trabaja desde distintos temas: padres (mamá y papá por separado), trabajo y pareja, y da una sesión por tema con un espacio de un mes entre cada encuentro, “es mucha información la que hay que asimilar“.

Lo importante, dice, es aprender a tomar el lugar en el sistema y eliminar la creencia de que lo que haces es la única forma de hacerlo.

0 comments on “Sanar la historia familiar para escribir la propia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: