Artículos

Cómo romper el techo de caramelo: las chefs que sobresalen en un mundo de hombres

Una. Sólo una mujer se cuenta en el top ten de la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. Pero no está sola: su nombre, Pía León, aparece junto al de su esposo Virgilio Martínez, chef ejecutivo de Central, el mejor restaurante de Latinoamérica y de Perú. Encontrar otro nombre femenino entre los chefs a cargo de este sitio resulta una tarea difícil. O son las encargadas del postre o no figuran. 

El mundo de la gastronomía y de la cocina ha roto estereotipos y no para bien. Es uno en el que las mujeres rara vez brillan y, en cambio, deben aprender a sortear uno en donde los hombres son los reyes aplaudidos por su labor creativa, mientras ellas quedan a un lado como meras productoras; las que operan las cocinas día a día, pero que no crean obras de arte, aseguró la socióloga Deborah Harris en entrevista para Eater

TE PUEDE INTERESAR: Del Medio Oriente a México: los ingredientes básicos de la comida libanesa

Harris afirma que el trabajo de las chefs suele quedar reducido a estereotipos que caen más en la labor doméstica de cocinar que de preparar platillos creativos y romper paradigmas. Llegó a esta conclusión tras analizar más de dos mil 200 reseñas y artículos de gastronomía: 

“Los chefs hombres rompen paradigmas; las mujeres mantienen las tradiciones. Los hombres se torturan hasta alcanzar la perfección; las mujeres cuidan de su staff y de sus clientes. Los chefs hombres construyen grandes imperios con sus restaurantes; las mujeres dejan que los hombres lo hagan por ellas si es que llegan tan lejos”, asegura la socióloga, quien pinta, ciertamente, un panorama nada alentador. 

Sin embargo, hay quienes quieren terminar con esa idea y esas prácticas de dejar a las mujeres relegadas en la cocina. Tal es el caso de Martha Ortiz, quien, como ella dice, hace todo lo posible por romper el techo de caramelo que se ha formado. 

“Hay que romper el techo de caramelo y no sólo para el mundo de la cocina, sino en todas las profesiones. Tú siéntate a hacer un negocio sola y te van a ver raro. [Te dirán que] siempre necesitas una presencia masculina y eso me parece completamente aterrador. La educación que nos daban es que una mujer vale porque tiene un hombre, y a mí eso no me parece; creo que el hombre que tengas o no tengas en la vida es tu elección”, dijo Ortiz, una de las chefs mexicanas más reconocidas en el mundo. 

Ortiz ha logrado posicionarse como una de las mejores chefs gracias a su restaurante Dulce Patria en la Ciudad de México —el cual, por cierto, fue nombrado el mejor del mundo según el conteo de Le Liste— y a Ella Canta, una versión de su restaurante insignia en Londres. 

Su cocina, así como sus platillos, son una mezcla de feminidad y fuerza. Cada uno de ellos es una verdadera obra de arte que refleja algún aspecto de la mujer. su postre más representativo es un cheesecake al que ha llamado María, que representa el empoderamiento de las mujeres y todo lo que pueden realizar. 

Así como ella, hay otras mujeres capaces a romper el techo de caramelo para hacer una industria con muchas más oportunidades para las mujeres y que se termine la idea de que sólo los que se arriesgan, o que son ellos quienes están dispuestos a dar todo con tal de hacer platillos perfectos. 

Para muestra, Daniela Soto-Innes, que pasó de a ser la chica que hacía los merengues para el Pujol de Enrique Olvera a ser la chef principal de Cosme, también propiedad de Olvera, y quien fue reconocida como la mejor chef mujer de 2019. O Mónica Patiño, quien ha logrado hacer todo un negocio gracias a sus creaciones. Y qué decir de Pía de León, con quien empezamos este texto, quien ha hecho que Central sea el mejor restaurante de Latinoamérica gracias a la mancuerna en la que trabaja hombro a hombro con Virgilio. 

View this post on Instagram

Quesadillas will always be my favorite bite 😁

A post shared by Daniela Soto-Innes (@danielasotoinnes) on

“¿Dónde están las mujeres? Esto puede sonar ingenuo o miope, pero… en todos lados, son parte de todos los equipos. El machismo las relega, pero la chamba está ahí. ¿Cómo podemos saber de su trabajo? Vayan a comer a restaurantes. Dejen de leer y hablar sobre listas de chefs; dejen de pensar en restaurantes como obras de chefs”, dijo Alonso Ruvalcaba y no podía tener más razón. 

Es momento de dejar atrás la figura del chef idealizado, como el ente creativo y entregado y ver a su equipo. Entre sus filas habrá manos de hombres y mujeres que hacen posible aquello por lo que el chef es reconocido y que sin ellos, sería imposible. 

3 comments on “Cómo romper el techo de caramelo: las chefs que sobresalen en un mundo de hombres

  1. Pingback: XII. Amor por la comida – Diéresis MX

  2. Pingback: Comal de piedra: cocina de alto calibre en la Roma – Diéresis MX

  3. Pingback: Del Medio Oriente a México: los ingredientes básicos de la comida libanesa – Diéresis MX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: