Entrevistas

El sexo y la música están más unidos de lo que pensabas

Sexo y música. Probablemente una de las parejas más longevas de la historia de la humanidad. Ambos nos han acompañado desde que los homínidos se erigieron y descubrieron que el primero no es sólo para fines reproductivos y la segunda va más allá de los ritmos presentes en la naturaleza, como el latido del corazón. 

Justo esa relación es la que explora la escritora y periodista Verónica Maza en su más reciente libro, Sinfonía del placer, lo que nos enseña la música en el sexo y vicersa, editado por Turner, el cual explora cómo el sexo y la música han ido de la mano desde tiempos remotos.

“El cómo surge la música y el ser humano y cuándo éste modifica su ser sexual es súper apasionante”, dijo Verónica quien aseguró que sólo uno de estos dos componentes es inherente al ser humano: la sexualidad

“No podemos decir no quiero o sí quiero tener sexualidad. En cambio la música sí puedes decidir si la quieres integrar y qué música. Es algo que intuyes, que sabes, qué te puede excitar, a llevar el ritmo o ligar”, aseveró. 

Para muestra, un estudio que está cerca de confirmar lo que pensaba Charles Darwin: la música fue el resultado de las pruebas para atraer al sexo opuesto. 

Según un estudio hecho por el psicólogo Benjamin Charlton de la Universidad de Sussex, Inglaterra, las mujeres se sienten más inclinadas por ciertos compositores en diferentes etapas del ciclo menstrual. Esto podría significar que la demostración de entendimiento complejo y habilidades musicales que requieren de gran destreza mental, son uno de los mayores atractivos que las mujeres encuentran en los hombres. 

O qué decir de la manera en la que Hendrix, misma que muchos calificaron de vulgar, hacía de su interpretación una oda fálica y por supuesto, no olvidar a las groupies de los sesenta. Muchachitas mal vistas por tener sexo con sus ídolos musicales, a quienes el guitarrista estadounidense defendía asegurando que sólo “querían dar amor a todas”, explicó Verónica.

Como bien señala, el sexo y la música son una mancuerna que nos ha formado como seres humanos y que ayuda a cada persona, de manera individual a encontrar sus preferencias e identidad. 

“La identidad de género y la preferencia sexual puede ir cambiando así como la música va cambiando con el tiempo. […] Quiero que los lectores rompan prejuicios, se quiten el miedo y resuelvan dudas”, dijo. 

Verónica asegura que la música no sólo puede ayudar a cualquiera a explorar y en ocasiones, incluso, sacar a sus propios demonios. Pero también el silencio es necesario, para conocerse a uno mismo o conocer a su pareja. 

Por eso, nos recomendó cinco canciones perfectas para diferentes sesiones de sexo, desde las más experimentales hasta las más románticas y amorosas. Ella asegura que lo mejor es no casarse con un solo ritmo y o género y explorar. Tanto musical como sexualmente. 

Para una sesión normal, “Kiss” de Prince sería lo indicado; para “una sesión larga y complejona”, todo el “Animal” de Pink Floyd y para algo muy amoroso, rayando en lo tántrico, un poco de Ennio Morricone

Si quieres saber más sobre el libro, este jueves 19 de junio Verónica lo presentará en un minifestival, como ella lo llama, en el Bajo Circuito y en donde habrá músicos sobre el escenario y rifa de juguetes sexuales, porque por qué no.

1 comment on “El sexo y la música están más unidos de lo que pensabas

  1. Pingback: IX. Contar la música – Diéresis MX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: