Entrevistas

La vuelta al mundo en bicicleta

La bicicleta es para muchos sólo un medio de transporte y el ciclismo, únicamente un deporte. Para un gran grupo de personas es un estilo de vida que da la oportunidad de conocer gente y lugares que de ninguna otra manera hubieran descubierto.

Ese es el caso de Paulo Cano y Elías Sepúlveda, dos ciclistas de León, Guanajuato, que nos contaron cómo cruzaron las fronteras de México y otros países sobre dos ruedas.

Pedaleando por Sudamérica

El amor de Paulo por el ciclismo surgió de manera terapéutica, física y emocional. Después de que su negocio en Tlaxcala fracasara, regresó a León, donde un amigo le enseñó el ciclismo de montaña.

Tiempo después, luego de cubrir la deuda de su negocio, Paulo decidió hacer un primer viaje de largo aliento de León a Cancún. Recorrió más de mil 500 kilómetros en 22 días.

(Foto: Paulo Cano)

Alentado por ese viaje, Paulo comenzó a recorrer otros rincones de México, pero al atravesar varias ciudades y estados fijó una nueva meta: llegar a otros países. Tras un viaje a Tijuana, sintió que era momento de salir de sus tierras.

Eligió Sudamérica. Tomó un avión de León hacia Ushuaia, Argentina, donde empezó su viaje por seis países en un tiempo de diez meses y medio.

(Foto: Paulo Cano)

“Es un tipo viaje que es económico, es saludable y me permitía recorrer cada rincón. Moverme a la hora que yo quiera, al momento que yo quiera y la distancia hasta que el cuerpo me lo permita”.

Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Colombia fueron los destinos que recorrió hasta acumular 15 mil kilómetros, aunque, dice, no le gusta acumular la distancia, sino experiencias. Ahora se ha fijado ir a Norteamérica, aunque si no le dan la visa, le gustaría ir a Europa y a Asia.

Admite que lo que le gusta de viajar en bicicleta es que, aparte de ser saludable, es económico y te permite llegar a partes que ningún otro vehículo te lo permite. ¿Y si alguien quiere hacer viajes ciclistas? Su recomendación es comenzar con el ciclismo urbano.

(Foto: Paulo Cano)

“Si uno empieza a agarrar la bicicleta como medio de transporte, te das cuenta que puedes llegar a cualquier lugar”. En el caso de hacer viajes largos, es importante tener paciencia, porque son recorridos prolongados y lentos, “pero lo más importante es tener el gusto por la bicicleta”.

De Cancún a Honduras

Elías nos contó que su sueño comenzó desde antes que supiera andar en bicicleta. A los 7 años, él se interesó por el ciclismo luego de leer una historia de una pareja de franceses que comenzaron a recorrer el mundo en dos ruedas. Ellos se conocieron en Argentina y tuvieron un bebé durante su viaje y “en ese momento me di cuenta que la bicicleta era bien padre y divertida, pero yo no sabía andar en ella”.

Entonces un año después, recibió de regalo una bici con la que aprendió a andar, sin embargo, a diferencia de la mayoría de los niños de su edad, él aprendió a montarla sin la ayuda de nadie más. “Solito empecé a andar, nunca usé rueditas ni nada”.

(Foto: Elías Sepúlveda)

Unos años después, unos amigos lo invitaron a pasear en bicicleta por la montaña y desde ese momento no la soltó nunca y empezó a competir.

Elías recuerda con cariño dos experiencias en particular: formar el colectivo de ciclismo urbano de León en el que comenzaron a organizar rodadas y hasta la fecha continúan (aunque él ya no está ahí), y el viaje en el que recorrió Centroamérica en bicicleta.

Ese viaje, que inició desde Cancún, originalmente estaba pensado como unas vacaciones de un mes; pero terminaron siendo dos meses. En esa aventura descubrió que la gente te da la mano sin conocerte.

View this post on Instagram

#2017

A post shared by Elias Sepulveda 🚲 (@eliassepulvedas) on

“Hubo momentos donde no tenía dinero porque pasaban semanas y no encontraba cajeros para sacar efectivo, en Belice me asaltaron tres veces, en Honduras me deshidraté y necesitaba un medicamento o un suero, y en todas esas ocasiones, siempre hubo alguien que me echó la mano por el simple hecho de que me veían feliz en mi bicicleta”.

Actualmente, el ciclismo motiva a Elías a conocer más gente que les guste la bicicleta que vengan de otros países y de otras culturas. “Antes me motivaba las distancias y la onda competitiva, pero ahorita me motiva mucho encontrarme a personas que están haciendo lo mismo en otros países”.

(Foto: Elías Sepúlveda)

El siguiente objetivo para Elías es despegarse de su vida actual para viajar de Alaska a León, de Perú a Argentina, recorrer España o un pedazo de África. Aún no sabe si se tomará seis meses o un año, pero lo que es seguro es que, por lo menos, realizará uno de esos viajes pronto.

¿Y si cualquier persona desea hacer viajes en bici? Elías dice que lo primero —y más importante— es que te animes. “No es necesaria la condición física, tener mucho dinero o una bicicleta profesional, lo importante es que te animes a vivir la experiencia”.

1 comment on “La vuelta al mundo en bicicleta

  1. Pingback: VII. La vida en dos ruedas – Diéresis MX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: