Libros Reseñas

Un adictivo viaje en bicicleta con David Byrne

David Byrne es, entre otras cosas, un ciclista privilegiado. Su vida de músico, artista multimedia y director de cine ocasional le ha permitido pisar las antípodas del planeta y recorrer las calles de las ciudades más disímbolas: Buenos Aires, Ciudad de México, Estambul, Berlín y Londres se cuentan entre ellas.

Desde principios de los ochenta, Byrne encontró en la bicicleta un vehículo —físico y literario— para aglutinar un montón de experiencias recaudadas durante sus andanzas por el mundo. Incitado por Scott Moyers —su representante— e inspirado en Los anillos de Saturno de W. G. Sebald, el exlíder de los Talking Heads derramó sus ideas, reflexiones y anécdotas en el libro Diarios de bicicleta, publicado en México por la editorial Sexto Piso.

La edición de Sexto Piso, publicada en 2011.

Sus 345 páginas son como dar un gran paseo sobre dos ruedas mientras una leyenda de la música te cuenta historias y hace comentarios críticos sobre la arquitectura, el desarrollo y entorno cultural de las ciudades.

Incluso para quien no es aficionado a la bicicleta será un desafío resistirse a la aventura. Basta escuchar la apología que Byrne lanza en las primeras páginas:

Sobre la bici, “el ambiente y la vida en la calle me envolvían y el estímulo se repetía en cada ciudad. Me resultó adictivo. Ese punto de vista —más rápido que un paseo a pie, más lento que un tren, a menudo algo más alto que una persona— se ha convertido en mi ventana panorámica hacia gran parte del mundo. […] A través de esa ventana puedo entrever la mentalidad de mi prójimo, expresada en la ciudad donde vive”.

Deambulando junto a él entre esos párrafos, uno entiende cómo las ciudades se transforman si se las recorre en bicicleta. “Las ciudades son manifestaciones físicas de nuestras creencias más profundas y de nuestros pensamientos muchas veces inconscientes”, escribe.

Es entonces cuando las preguntas inevitables llegan: ¿Por qué si la ciudad es una manifestación física de esa especie de mente colectiva que todos integramos, tenemos una ciudad hecha de antagonismos? ¿Qué clase de pensamientos tenemos los mexicanos? ¿Qué misterio habita en nuestra inconsciencia chilanga?

Mientras intentamos hallar  cualquier cosa que se acerque a una respuesta, vale la pena recordar una frase de Albert Einstein: “La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que seguir pedaleando”.

1 comment on “Un adictivo viaje en bicicleta con David Byrne

  1. Pingback: VII. La vida en dos ruedas – Diéresis MX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: